Sierra&Madrid. Cuando empecé…

De tu Esencia a una Marca

Después de mucho explorar, cursos, libros, tests, una sesión de coaching, talleres… y otras técnicas menos ortodoxas que no detallaré en este artículo, llegó el día que por fin encontré un servicio con el que emprender. Dios… que ganas tenía. Me costó su tiempo, pero lo conseguí. De todos mis valores, me quedé con el aprecio y búsqueda de la belleza.

En este artículo simplemente te cuento algunos detalles de mí antes del emprendimiento y uno de tantos aprendizajes.

 

DESDE PEQUEÑA, EL DISEÑO SIEMPRE ESTUVO PRESENTE

Es curioso que me costara dar con ello teniéndolo delante en muchos momentos de mi vida.

Algunos de esos primeros momentos son de cuando era pequeña, como cuando jugaba a las chapas. En casa teníamos un ordenador y me dediqué a hacer las “camisetas” de los ciclistas en el Paint, para dichas chapas. No me preguntes cómo, pero quedaban exactas, a medida. Después las forraba con celo para que no se estropeasen con la arena del parque. Y ojo al detalle fino. El celo no cubría el ancho de la chapa, así que añadía una segunda tira, haciendo coincidir el corte de ambas en la línea que dividía la camiseta del pantalón. “¡Wow, it´s amazing!” diría mi hermano Tito, si me estuviera leyendo.

Recuerdo un trabajo que hice sobre Egipto en el colegio. Podías llevar el trabajo escrito a mano o impreso del ordenador. Decidí hacerlo en el ordenador y me entretuve en hacerlo más corporativo. Seleccioné una tipografía adecuada: Papyrus. Esto lo hacía más… egipcio. Sin leer en detalle, en un vistazo, ya sabías de qué iba la cosa. (Qué importante es esto en el diseño web)

Imagen de Wikipedia

En el instituto siempre me entretuve en hacer unos buenos y bonitos apuntes, donde la información quedara bien clara y estructurada. Es más, si en el segundo o tercer trimestre, quería cambiar el estilo (subrayados, encabezados con otro color…), podía pasarme una Semana Santa, pasando todos los apuntes hasta entonces, al nuevo estilo.

Años más tarde, seguía aplicando este gusto en todo lo que hacía e incluso me llegaron a pedir algún logotipo para un par de empresas de nueva creación. Yo no tenía conocimientos al respecto ni las herramientas, pero confiaron en mí tal trabajo y de hecho, quedaron contentos con el resultado.

Y otros pocos años más tarde me di cuenta que, fuera el trabajo que fuera, siempre me entretenía en hacer los documentos/mails más bonitos y atractivos para el usuario final. Recuerdo crear un manual sobre tipos de soldadura para una empresa de suministros industriales, sin haber hecho nunca nada parecido. Incluía vídeos dentro del propio documento (cuando Acrobat lo permitía). Fue lo más retador que había hecho hasta entonces, mi jefe quedó contento y yo me quedé con ganas de aprender más herramientas para crear cosas mejores. Re descubrí que me encantaba sintetizar la información, estructurarla y presentarla de forma atractiva.

 

CÓMO ME LANCÉ

Por entonces, estaba trabajando media jornada en el departamento de ventas de un club de fitness: Holmes Place. En un entorno así, conoces cientos de personas. Conocer y conectar con las personas, me encanta. Me llena de energía. Así que todo el mundo sabía siempre en qué andaba metida esta mente inquieta.

Al poco de terminar el curso, publiqué un portafolio online para mostrar mis nuevas habilidades en diseño… ¡Espera! Si hay algo que llevarte de estas líneas, que sea este concepto: EXPOSICIÓN. Cuanta más gente sepa lo que haces (y que te entregas en lo que haces), más atención estarás acaparando. Si quieres ganar dinero por tu cuenta, necesitas la atención de las personas. Cuando necesiten eso, se acordarán de ti.

Así, algunos compañeros me fueron pidiendo algún encargo como logotipos y tarjetas. Siempre les estaré agradecida porque confiaron en mí y además, aun siendo los primeros trabajos, insistieron en pagarme, valorando mi tiempo y dedicación. Y no sólo eso, si no que me fueron recomendando y gracias a ello, me llegaron otros proyectos más grandes, lo que derivo en dar el paso de coger una excedencia y darme de alta como autónoma.

Con la práctica quise especializarme en Branding para Profesionales de la Salud y Bienestar porque me apasiona este sector. Creo captar muy bien tanto la esencia del profesional que me encarga un diseño, como empatizar con el cliente que recibiría el producto o servicio.

*En 2017 lancé la nueva página web.
*Actualización 2018. Simplifiqué el diseño web y no es el de la imagen.
*Actualización 2019. Lo he vuelto hacer. (Y ahora ademas diseño web para otros)
*Actualización 2020. Lo he vuelto a hacer.
*Actualización 2021. Lo he vuelto a hacer. (Y ahora además me utilizo el marco de Storybrand para estructurar la web y mejorar los textos)

 

www.sierraymadrid.com

en sus comienzos

 

No Comments

Post A Comment

espacio creativo de
Gemma Sierra